Category Archives: La solidaritat cap a les famílies

Aquí hi trobareu notícies sobre les moltes iniciatives solidàries que van sorgir, fins i tot en indrets molt allunyats de la costa, per recollir diners per a les famílies pescadores que havien perdut membres, barques i mitjans de vida a la tempesta.

Pèrdues materials a les embarcacions cambrilenques

Avui commemorem el 107è aniversari d’una de les tempestes més importants de la història recent del mediterrani. Centenars de tripulacions es van veure sorpreses pel vent huracanat i la pluja. Com és conegut, més de 140 homes van morir a la costa catalana i valenciana. Es van perdre moltes barques, especialment d’entre les que es dedicaven al bou.
A l’Arxiu Històric de la Diputació de Barcelona es conserva un expedient de gran valor per conèixer l’impacte que la tempesta de 1911 va tenir sobre la flota pesquera cambrilenca. Dies després del temporal, la Diputació de Barcelona va estudiar la possibilitat de concedir ajudes a diferents municipis que havien resultat afectats i que havien demanat indemnitzacions econòmiques. La Comissió d’Hisenda de la Diputació va intentar determinar quines havien estat les pèrdues materials i va obrir un expedient específic per al cas de Cambrils.
Un informe conservat en aquest expedient, emès pels membres de la Junta de Socors del port de Cambrils i datat el dia 14 de març de 1911, resumeix les pèrdues materials dels pescadors cambrilencs. El document està redactat en castellà, com era preceptiu sempre que hom s’adreçava a l’administració pública i crida l’atenció que a l’hora d’identificar cadascun dels elements de l’aparell i l’ormeig de les embarcacions, sovint utilitza paraules catalanes, atenent que eren les que utilitzaven els pescadors habitualment.
Les embarcacions que apareixen en aquest informe són set. Cinc d’elles anaven a la parella del bou: María i Pilar, de l’armador Josep Folch Garjolí; Joaquín i Dos de Maig, de Joan Font Font – Flaire-, i una de les dues barques del bou d’Anton Salvadó, de l’Agneta. La sisena era probablement un sardinal, de la família Alterats, Noia. De la setena no en coneixem el nom ni la pesquera; només d’indica que l’armador era Baset. De totes elles, la Pilar, la María, i la d’Anton Fortuny es van perdre; les altres sembla que foren reparades. Fins i tot una de la parella del Joan Font, després de ser restaurada, va ser nomenada la Recién Nacida.

Presentem la valoració económica de les pèrdues declarades per l’Anton Fortuny:

“Barca bou totalmente perdida ó inutilizada, 500 ptas.

Vela y pollacres, 250 ptas.

Dos áncoras (fondo), 100 ptas.

Palo cart y entenas, 150 ptas.

Palo de cabristante y arganel, 25 ptas.

Timón, remos y perxas, 90 ptas.

Cala y garlins, 550 ptas.

Por muchas cosas pequeñas, 80 ptas.

TOTAL: 1.745 ptas.”

Arxiu Històric de la Diputació de Barcelona. Secció Hisenda. Lligall 1731, exp. 1.

Auxili econòmic

El 6 de juliol de 1911, la Cambra de Comerç de Barcelona va configurar una comissió per tal d’atendre diferents peticions i reclamacions relacionades amb l’auxili econòmic a percebre a conseqüència de les pèrdues materials durant el temporal així com establir a qui li correspon rebre ajuda econòmica. En aquest sentit, aquesta comissió el 15 de setembre de 1911 indicava:

“La barca San Miguel, del folio 734 del distrito de Tarragona (número 65 del dictamen 6 de Abril) atribuida por la Comandancia de Marina a Pedro Martorell Gabaldá en la relación de 14 de junio último, y a Vicente García Gallart por el Juzgado de Instrucción de la propia Comandancia en documento fecha 12 de mayo, resulta ser, en definitiva, según oficio de la propia Comandancia fecha 10 de agosto último, propia de Pedro Martorell Gabaldá, residente en el Serrallo (Tarragona), pues García la mandó construir, pero luego la vendió a Martorell, y este es quien, al ocurrir el naufragio, aparecía como dueño de la embarcación.

Habiendo sido en principio equivocadamente valorada esta embarcación por inexactitud de los datos conocidos, esta Comisión propone que del saldo pendiente de reparto, se destine la cantidad de 212,50 pesetas a aumentar la suma destinada al propietario de tal embarcación, y, por tanto, que se entregue, en junto, a Pedro Martorell Gabaldá la suma de 418,75 pesetas.”

Arxiu Històric de la Cambra de Comerç de Barcelona.

El temporal de 1911 a la Cala

El dia 6 de febrer de 1911, l’Ajuntament de l’Ametlla de Mar (població popularment coneguda amb el nom de la Cala) va escriure al president de la Cambra de Comerç de Barcelona informant-lo del balanç de víctimes i destrosses que el temporal havia provocat a les persones i embarcacions caleres i demanant-li que fossin incloses en la llista de beneficiaris de les indemnitzacions que tenien previst repartir.

Tot i que finalment la Cambra de Comerç va decidir limitar els beneficiaris als territoris del districte de Barcelona (l’àmbit d’actuació de la Cambra), aquest document actualment té un gran valor per conèixer l’impacte del temporal a la Cala.

Aquest document es troba dins de l’expedient sobre el temporal que va formar la Cambra de Comerç i que vam poder consultar al seu Arxiu Històric l’estiu del 2011.

Aquí en teniu la transcripció:

“ALCALDÍA CONSTITUCIONAL DE AMETLLA

Excelentísimo señor

Enterado el ayuntamiento de este pueblo, que me honro en presidir, del acuerdo de esa cámara de su merecida presidencia relativo a abrir una suscripción para allegar recursos para las víctimas ocasionadas por el temporal marítimo del dia 31 de enero finido en los puertos de Tarragona y Cambrils.

Acordó dicho ayuntamiento, en consistorio del día de ayer, dirigirse a Vuestra Excelencia […] para rogarle se sirva hacerse fiel intérprete de nuestras legítimas aspiraciones cerca de la Cámara que tan dignamente preside.

Teniendo en cuenta que también esta población ha pagado su tributo al mar, con hombres y barcas, a causa del expresado temporal, si bien y afortunadamente en menor número que nuestro municipio hermano Cambrils, [rogamos] lo incluya en la suscripción acordada […].

Dios guarde a Vuestra Excelencia muchos años

Ametlla, 6 febrero de 1911

RELACIÓN QUE SE CITA

Náufragos recogidos, dos:

  • uno que era natural de Santa Pola, provincia de Alicante, conocido por el apodo de “Pernales”
  • y otro que era natural de este pueblo, residente en Tarragona, llamado José Campos Álvarez. Deja padres y tres hermanos más, todos pobres.

Faltan recojer los cadáveres de los naturales de este pueblo siguientes:

  • José Bermed Bardí, zozobrado en Cambrils. Deja madre política anciana, esposa con tres hijos, todos pobres.
  • José Brull Margalef, zozobrado en Barcelona. Deja madre política, esposa con cuatro hijos, todos pobres.
  • Juan Domènech Llaó, zozobrado en Tarragona. Deja esposa con dos hijos, todos pobres.
  • Francisco Llaó Llambrich, zozobrado en Tarragona. Deja esposa encinta y dos hijos, todos pobres.
  • Francisco Núñez Llaó, zozobrado en esta población. Deja madre viuda y pobre y un hermano [disminuido psíquico] y otra hermana.

Se han ocasionado desperfectos a las barcas de esta matrícula por valor de trece a quince mil pesetas, cuyos propietarios quedan sin poder dedicarse a su industria. Y cuales nombres y desperfectos se están recogiendo y se mandarán tan luego estén completados.”

El temporal a Calella

Transcrivim un dels centenars de documents de l’expedient sobre el 1911 que es conserva a l’Arxiu Històric de la Cambra de Comerç de Barcelona.

És la carta on l’alcalde de Calella fa balanç de l’impacte del temporal al seu municipi. L’envia al president de la Cambra de Comerç de Barcelona, Pere Maristany, per tal que aquest vehiculi les indemnitzacions. A banda de les dades que aporta, és un document notable per la claredat i el detall amb què presenta la situació.

“Alcalde Constitucional de Calella

Excelentísimo señor.

Contestando a su muy atenta de 14 del corriente, solicitando datos respecto a daños ocasionados en las embarcaciones de esta localidad por el temporal del 31 de enero último, mes de dable manifestarle que desgraciadamente existieron de relativa cuantía, sin que ciertamente hasta hoy en que esta Cámara de Comercio de su digna presidencia, solicita mi relación, nadie se haya acordado de ellos, exceptuando la Excelentísima Diputación Provincial, que atendió últimamente en una pequeña cantidad, sólo a tres de ellos, porque no tenía más fondos.

Podrá Vuestra Excelencia juzgar de la reltavia importancia de dichos daños, todos ellos recaídos para mayor desgracia en las familias de los más humildes pescadores, por la siguiente relación de nombres:

  1. La embarcación de esta matrícula cuyo propietario es D. José Bolíbar Feliu, con un golpe de mar se le volcó la barca, perdiendo las redes y rompiéndosele la vela y palo, ocasionándole con tal motivo una avería de 250 pesetas, sin perjuicio de que a pesar de las reparaciones que hizo, que al final se ha visto obligado a abandonar la barca, que se halla ésta e nla playa de esta villa, toda destrozada y abandonada.
  2. La embarcación de D. Joaquin Codina Soler ha tenido de averías por valor de 100 ptas, y perdio´la vela de valor 125 ptas.
  3. La embarcación de D. José Codina Dencás, ha tenido de averías y pérdida de una red de valor total 200 ptas.
  4. La embarcación de D. José Matets, rompiéndosele la popa y ocho costillas, perdiendo también una red, de valor total 175 ptas.

La pequeña cantidad de 275 ptas cobrada de la Excelentísima Diputación se repartió entre las tres familias más necesitadas que son D. Narciso Soler, José Codina y Enriqueta Buch.

De todo ello no vamos a reseñar las enfermedades que tuvieron alguno de ellos, ni los días que estuvieron sin poder ir a mar a causa de reparar las averías sufridas en sus embarcaciones, ni los demás perjuicios que les sobrevinieron.

En lo que mi humilde ruego puede contribuir, téngalo por formulado desde luego, para que estas humildes familias, todas ellas necesitadas, puedan en lo posible ser auxiliadas por esa dignísima entidad de su presidencia. En la seguridad de que habrá de serle por todos reconocido este acto de caridad, ya que como indico, hasta el prsente, con la excepción referida, ningún auxilio ajeno han recibido, para aminorar aquellos males.

Dios guarde a Vuestra Excelencia muchos años.

Calella, 27 julio 1911

El alcalde

Juan Berbenet

Excelentísimo señor Pedro S. Maristany, presidente de la Cámara de Comercio”

Els pèrits ajuden els pescadors supervivents

Al voltant del temporal de 1911 es van despertar moltes solidaritats cap a les víctimes: en uns casos en forma de donatius econòmics, en altres com a ajudes directes o específiques.

Un dels exemples d’ajuda a les víctimes el va donar el Col·legi Pericial Mercantil de Barcelona. El dia 7 de febrer de 1911, en plena recuperació i avaluació dels danys materials que havien patit les embarcacions, van escriure aquesta carta a la Cambra de Comerç de Barcelona:

Este Colegio Pericial, ante la magnitud de la catástrofe ocasionada por los recientes temporales y deseando llevar su óbolo a las desgraciadas familias que han sido víctimas de las bravuras del mar, ofrece sus servicios para practicar gratuitamente el reconocimiento, avalúo y liquidación de averías de las embarcaciones pertenecientes a los humildes y esforzados pescadores y marinos siniestrados en la costa.

Lo que nos honramos en participar a Vuestra Excelencia para su conocimiento y efectos oportunos.

Dios guarde a Vuestra Excelencia muchos años.

Barcelona, 4 febrero 1911

El secretario, Enrique Mir y Miró

El presidente, Antonio Cortada

Sens dubte, alliberar els patrons damnificats del pagament dels peritatges devia significar un alleujament important enmig de la situació econòmica en què havien quedat després de la pèrdua o malbaratament de les embarcacions.

Aquesta carta es  troba dins de l’expedient que la Cambra de Comerç de Barcelona va obrir per vehicular les indemnitzacions a les víctimes, i va ser consultat pel personal de l’Arxiu Municipal de Cambrils l’estiu de 2011, poc abans que es tanqués al públic l’Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona.