Category Archives: Testimonis del temporal

Aquí podreu llegir notícies sobre el desenvolupament de la tempesta.
Totes aquests testimonis han estat recollits per les persones, entitats i institucions que investiguen sobre el temporal en les diferents poblacions que van resultar afectades.

Una Reial Ordre del ministre d’Instrucció Pública de 12 de febrer de 1911 indicava que l’Associació Meteorològica Internacional, de la que Espanya en formava part, havia adoptat un Codi de senyals marítimes diürnes per temporals. A França, aquest codi entrà en funcionament el dia 15 de febrer de 1911.

Mitjançant la publicació del codi al Diario Oficial del Ministerio de Marina del 13 de febrer de 1911 es manifestava la conveniència d’adoptar les mateixes senyals:

“…Su Magestad el Rey (q.D.g.) se ha servido disponer se le comunique á V.E. la conveniencia de que se instalen las mismas señales en los semáforos.- Los avisos necesarios para el funcionamiento de este servicio se darán telegráficamente á los comandantes de Marina por el Observatorio central Meteorologico.- Es también voluntad de S.M., se indique á vuecencia lo conveniente que sería que los comandantes de Marina se pusieran de acuerdo con los ingenieros de Caminos encargados del servicio de faros y con las Juntas de puerto correspondientes para instalar el algunos de estos (que por su situación puedan prestar el servicio citado) las señales internacionales adoptadas, dando conocimiento a éste Ministerio conforme vayan estando dispuestos para prestar tan importante servicio.”

Señales que deben hacer los semáfaros y faros en caso de temporal según acuerdo del Comité Internacional fecha 26 de septiembre de 1910.

Núm. de orden Señales Significado
1 Dos conos, uno encima de otro, ambos con el vértice hacia arriba. Temporal que empieza con viento del primer cuadrante (N.E.).
2 Dos conos, uno encima de otro, ambos con el vértice hacia abajo. Temporal que empieza con viento del segundo cuadrante (S.E.).
3 Un cono con el vértice hacia abajo. Temporal que empieza con viento del tercer cuadrante (S.W.).
4 Un cono con el vértice hacia arriba. Temporal que empieza con viento del cuarto cuadrante (N.W.).
5 Dos conos juntos por sus bases. Huracán.

Font: Diario Oficial del Ministerio de Marina, núm. 34, pàg. 188. Madrid 13/02/1911.

Peníscola. El temporal de les pèrdues

A finals de 2011, la Revista Peñíscola. Ciudad en la mar, va publicar un suplement especial titulat El temporal de 1911. Entre els diferents articles, avui ens fixem en el de Vicente Oms Llaudís, titulat El temporal de la Candelera. Entre la riquesa documental del text, ens ha cridat l’atenció un testimoni directe que va partir el temporal en formar part de la tripulació de la barca del bou Santa Catalina, de la matrícula de Peníscola.

Serían sobre las 10 de la mañana del día 31 de enero último, cuando aparecieron rodeando nuestras embarcaciones, enormes trombas benignas y así como una finísima lluvia, sin que esto amenazara en un principio peligro alguno. Faltarían pocos minutos para dar las dos de la tarde, cuando la lluvia fue más copiosa, siendo acompañada con fuerte viento de Levante, que, aunque nos era favorable para la navegación, no pudimos dirigir nuestras barcas hacia punto alguno donde pudiéramos ponernos al abrigo del temporal, por impedírnoslo la lluvia que cada momento era más abundante.

No nos cabía otro remedio que quedarnos en alta mar, y así lo hicimos, pero llegamos al anochecer y cuando serían sobre las siete de la tarde, el temporal, que ya era bastante duro, recrudeció de tal forma, tomó tales proporciones, que nos alarmó en gran manera. A la nueves se declaró el mar horroroso y temible, cambiando el viento benigno en huracanado.

El temporal era de lo más peligroso que conocíamos hasta la fecha, pues el mar, aún no había pasado media hora, tomaba el aspecto, de los que la gente de mar llamamos de llamp jamás visto en estas costas.

Desde ese momento nuestras embarcaciones quedaron a merced del oleaje y del viento, que las arrastraban de un punto a otro con furioso ímpetu como si fuesen barquitas de papel. Nuestros esfuerzos para dirigirnos a la costa y ponernos a salvo fueron completamente inútiles. Los marineros en aquellos tristes y apurados instantes, éramos unos lanzados de a bordo por las olas y otros sumergidos con sus barcas”.

Vicente Oms Llaudís: “El temporal de la Candelera”. A: Peñíscola. Ciudad de Mar. Suplement especial, 1: El temporal de 1911 (Desembre de 2011), pàg. 20.

Ja podeu visitar l’exposició virtual “1911. Sobreviure a la tempesta”

expo 1911- plafo00-definitiuAvui que s’acompleixen els 105 anys de la gran tempesta de 1911, l’Arxiu Municipal de Cambrils i el Museu d’Història de Cambrils publiquen la versió virtual de l’exposició 1911. Sobreviure a la tempesta, que des de l’any 2011 ha itinerat per 16 poblacions catalanes i ha estat visitada per 56.476 persones.

Ara, amb aquest nou format virtual podrà tenir una difusió encara més àmplia. Us la podeu descarregar a l’enllaç http://www.cambrils.cat/arxiu/recerca-i-difusio/difusio-del-patrimoni-cultural/exposicions/1911-sobreviure-a-la-tempesta

El temporal de 1911 a la Cala

El dia 6 de febrer de 1911, l’Ajuntament de l’Ametlla de Mar (població popularment coneguda amb el nom de la Cala) va escriure al president de la Cambra de Comerç de Barcelona informant-lo del balanç de víctimes i destrosses que el temporal havia provocat a les persones i embarcacions caleres i demanant-li que fossin incloses en la llista de beneficiaris de les indemnitzacions que tenien previst repartir.

Tot i que finalment la Cambra de Comerç va decidir limitar els beneficiaris als territoris del districte de Barcelona (l’àmbit d’actuació de la Cambra), aquest document actualment té un gran valor per conèixer l’impacte del temporal a la Cala.

Aquest document es troba dins de l’expedient sobre el temporal que va formar la Cambra de Comerç i que vam poder consultar al seu Arxiu Històric l’estiu del 2011.

Aquí en teniu la transcripció:

“ALCALDÍA CONSTITUCIONAL DE AMETLLA

Excelentísimo señor

Enterado el ayuntamiento de este pueblo, que me honro en presidir, del acuerdo de esa cámara de su merecida presidencia relativo a abrir una suscripción para allegar recursos para las víctimas ocasionadas por el temporal marítimo del dia 31 de enero finido en los puertos de Tarragona y Cambrils.

Acordó dicho ayuntamiento, en consistorio del día de ayer, dirigirse a Vuestra Excelencia […] para rogarle se sirva hacerse fiel intérprete de nuestras legítimas aspiraciones cerca de la Cámara que tan dignamente preside.

Teniendo en cuenta que también esta población ha pagado su tributo al mar, con hombres y barcas, a causa del expresado temporal, si bien y afortunadamente en menor número que nuestro municipio hermano Cambrils, [rogamos] lo incluya en la suscripción acordada […].

Dios guarde a Vuestra Excelencia muchos años

Ametlla, 6 febrero de 1911

RELACIÓN QUE SE CITA

Náufragos recogidos, dos:

  • uno que era natural de Santa Pola, provincia de Alicante, conocido por el apodo de “Pernales”
  • y otro que era natural de este pueblo, residente en Tarragona, llamado José Campos Álvarez. Deja padres y tres hermanos más, todos pobres.

Faltan recojer los cadáveres de los naturales de este pueblo siguientes:

  • José Bermed Bardí, zozobrado en Cambrils. Deja madre política anciana, esposa con tres hijos, todos pobres.
  • José Brull Margalef, zozobrado en Barcelona. Deja madre política, esposa con cuatro hijos, todos pobres.
  • Juan Domènech Llaó, zozobrado en Tarragona. Deja esposa con dos hijos, todos pobres.
  • Francisco Llaó Llambrich, zozobrado en Tarragona. Deja esposa encinta y dos hijos, todos pobres.
  • Francisco Núñez Llaó, zozobrado en esta población. Deja madre viuda y pobre y un hermano [disminuido psíquico] y otra hermana.

Se han ocasionado desperfectos a las barcas de esta matrícula por valor de trece a quince mil pesetas, cuyos propietarios quedan sin poder dedicarse a su industria. Y cuales nombres y desperfectos se están recogiendo y se mandarán tan luego estén completados.”

La Cala: fusta, solidaritat i demanda d’un port

Tenim descripció de part del desenvolupament del temporal a la costa de l’Ametlla de Mar gràcies a una carta que la Cambra de Comerç de Tortosa (que estenia la seva demarcació fins a territori calero) va adreçar a la Cambra de Comerç de Barcelona el 8 de febrer de 1911, en el marc de la recollida de dades que estava fent la institució barcelonina.

En aquesta carta, el president de la cambra tortosina Manuel Guasch parla de la barca Pelayo (que havia aparegut a l’Ampolla, segons un telegrama anterior) i tot seguit s’estén explicant com van actuar els mariners caleros per auxiliar les embarcacions que els arribaven, quin paisatge havia quedat després de la destrossa i quines conseqüències terribles, com en tants altres llocs, havia tingut la mancança d’infraestructures de refugi.

“En el punto llamado Torrent del Pi, cerca la Ametlla de Mar, como en las demás playas, hay muchísima madera de embarcaciones perdidas en otros puntos y que el temporal sin duda la trajo allí.

Son dignos de todo encomio los marineros de Ametlla, pues con su espíritu de humanidad rayando en el sacrificio, cobijaron en el refugio llamado el Estany, algunas embarcaciones, pero como dicho punto de refugio es pequeño y las embravecidas olas penetraban en él, chocaban las barcas unas con otras, originándose con ello el destrozo de dos barcas de pobres pescadores de aquel pueblo, que les ha sumido en la más completa ruina.

Si en el mentado pueblo hubiera habido un puerto o una escollera de refugio, como repetidamente se tiene solicitado de los poderes públicos, no tendríamos hoy que lamentar tantas desgracias, porque al refugiarse las embarcaciones en el Estany, como la entrada de éste es mala y no cabían en él más que las refugiadas, es claro que las demás que acudían en demanda de auxilio no tenían más remedio que zozobrar por ser de todo punto imposible su salvación.

Lo que interesa ahora es socorrer en lo posible a esa pobre gente de mar. Ya veremos las medidas que adoptan el Gobierno, las Diputaciones provinciales y la iniciativa particular.

Sin otra cosa se ofrece y queda de usted afectísimo servidor que besa su mano.

Manuel Guasch”